¿Conoces todos los métodos de depilación que existen? En este artículo vamos a hacer un repaso a los más conocidos, para que puedas elegir el que más se adapte a tus necesidades.

Los métodos de depilación temporales

CERA CALIENTE

La depilación con cera caliente es el método más tradicional. Aporta unos resultados excelentes ya que la cera, al estar caliente, abre los poros y se adhiere con fuerza al vello, arrancándolo de raíz.

Para reducir la sensación de dolor que produce al tirar de ella para retirarla, debes hacer la maniobra en el sentido contrario al crecimiento del vello y con rapidez.

Después de la depilación debes aplicarte alguna crema hidratante y calmante que calmará la zona y rebajará el enrojecimiento.

Es conveniente que cuando la realices, el vello tenga una longitud de al menos 4 mm para garantizar que la depilación quede perfecta.

Los resultados duran entre 3-4 semanas. Al cabo de ese tiempo, el vello vuelve a crecer.

Aunque es un sistema de depilación que puedes realizarte tú mismo en casa, aconsejamos que acudas a tu centro de belleza de confianza para un resultado profesional.

» Más información

CERA FRÍA

Las conocidas bandas de cera que puedes adquirir en establecimientos de belleza o supermercados. Aunque puedes hacerlo tú mismo en casa, es un tipo de depilación que cada vez más se hace en centros de estética por su rapidez e higiene (es desechable).

El sistema es sencillo. Al calentar las bandas entre las manos, haces que la cera coja temperatura. Una vez aplicada en la zona a depilar, debes esperar unos segundos y después tirar de ella en el sentido contrario a la dirección del vello.

Una vez terminado, se emplea algún aceite para retirar los restos de cera que puedan haber quedado adheridos a la piel. A continuación, la crema hidratante deja tu piel lisa y suave.

No es la más adecuada para el bigotillo y las ingles, ya que son zonas en las que mejor utilizar la caliente para evitar levantar piel con el tirón y con ello futuras manchas, aparte de que son zonas delicadas y la cera caliente dilata el poro y sale mejor el pelo.

Para un facial siempre utilizar cera caliente virgen.

» Más información

DEPILADORAS ELÉCTRICAS

Fueron una revolución es su momento, ya que permitían poder realizarte la depilación en casa.

El sistema consiste en un aparato que tiene unos discos rotatorios que al ponerlo en marcha y pasarlo sobre la piel con vello, se agarra y tira de él. Es un método más doloroso que la cera, ya que los tirones son continuos, sobre todo cuando el vello es grueso. Después de la depilación, las pieles más sensibles se pueden enrojecer, incluso presentar puntitos rojos, pero al cabo de unas horas ya no queda señal.

Para mitigar el dolor, los nuevos modelos de depiladoras eléctricas disponen de cabezal masajeador o aplicadores de frío.

Debes tomar la precaución de no exponerte al sol el día que te depiles ya que la piel está muy sensible y es recomendable no someterla a una agresión externa.

Como ocurre con cualquier otro método, debes aplicar después una crema hidratante y calmante.

La depilación con este sistema dura entre 3-4 semanas.

DEPILACIÓN CON CUCHILLA

Es el método de urgencia por excelencia. Es rápida y puedes realizarla cómodamente en casa.

La gran ventaja de este método es que es rápido e indoloro.

La gran pega es que al cabo de dos días el vello ya está asomando de nuevo, ya que es un método que no lo arranca de raíz, sólo lo corta.

CREMA DEPILATORIA

Este método corta el pelo al ras, como la cuchilla, no lo elimina de raíz. Es sencillo de realizar en casa y en la actualidad hay formulaciones que se adaptan incluso a las pieles más sensibles. Es rápido e indoloro.

Sin embargo, es un método que deberás repetir al cabo de los pocos días, precisamente porque corta el pelo y no lo arranca de raíz.

Los métodos de depilación definitiva

¿Quién no desearía eliminar el vello para siempre? Para hombres y mujeres, ésta ha sido una preocupación que gracias a los nuevos sistemas de depilación definitiva ha pasado a la historia.

El objetivo es claro: lucir una piel lisa sin rastro de vello.

Las ventajas de los métodos de depilación definitivos son varias:

  • Eliminas el vello haciéndolo cada vez más débil hasta que desaparece casi en su totalidad
  • Evitas la aparición de pelos enquistados (pelos que crecen hacia adentro sin salir al exterior de la piel), que tan molestos son y que en ocasiones incluso son dolorosos ya que se pueden infectar.
  • La piel de las zonas que has tratado con métodos de depilación definitiva se muestran lisas y suaves, como si jamás hubiera existido vello ahí.
  • A la larga, es un sistema que te ahorrará dinero, ya que después de las sesiones necesarias para eliminar el vello, tan sólo deberás realizar algún repaso anual.

FOTODEPILACIÓN IPL

La fotodepilación con IPL es un sistema de depilación definitivo que emplea la luz pulsada para eliminar el vello de raíz. Al atacar el folículo piloso, éste se va debilitando sesión tras sesión.

Para que resulte efectivo, el equipo debe poder alcanzar el folículo piloso, llegando hasta la raíz del vello para eliminarlo.

Después de la sesión, el vello comienza a caerse por sí sólo. Esto suele ocurrir al cabo de unas 2-3 semanas.

Gracias los avances que se han realizado en los métodos de depilación IPL, cada vez son menos dolorosos.

Es importante planificar las sesiones en épocas en las que no vayas a exponerte al sol, para evitar la fotosensibilidad (manchas en la piel). En función del tipo de vello y de la zona a tratar, serán necesarias más o menos sesiones. Una vez acabado el tratamiento, es recomendable realizar una sesión de mantenimiento una vez al año.

» Más información

LÁSER DE DIODO

La depilación con láser de diodo es un sistema de depilación definitiva que, al igual que el IPL, ataca el vello de raíz, destruyendo sesión a sesión el folículo piloso.

Si además se utiliza aparatología de alta potencia, como la que empleamos en Ana Manao, se consigue una mayor eficacia en un menor tiempo.

Mediante un cabezal, la máquina emite una luz monocromática que es atraída por la melanina del vello. Esto hace que sea un método totalmente seguro, ya que elimina el vello dejando intacta la piel.

La depilación con láser de diodo puede realizarse de dos formas:

  • En barrido, el cabezal se desplaza haciendo barridos de la zona. En este caso, es menos doloroso
  • Estático, el cabezal se mantiene estático cuando lanza el disparo.

La tecnología del láser de diodo ha evolucionado mucho en los últimos tiempos, ofreciendo un tratamiento muy efectivo y menos doloroso que antes.

Es importante no tomar el sol un tiempo antes y después de las sesiones.

En función del tipo de vello y de la zona tratar, variará el número de sesiones para lograr una depilación definitiva. Para que el resultado se mantenga en el tiempo, es recomendable realizar una sesión de mantenimiento una vez al año.

» Más información

Ya sabéis, como todo en belleza, la constancia es la mejor recomendación que podemos daros.